Un sistema de financiación justo para Andalucía

Afrontar las necesidades de la población ante los efectos de la crisis y de las políticas neoliberales, requiere de una intervención pública con un sistema fiscal equitativo, que garantice la protección social y, sobre todo, el acceso a los bienes y servicios básicos en Andalucía en términos de igualdad. Para ello es necesario disponer de más recursos propios, siendo imprescindible reclamar un modelo de financiación autonómica más justo y equitativo.

El actual modelo presenta problemas que además se han agravado en el contexto de crisis y de reducción importante de ingresos, no garantizando la suficiencia de recursos a las Comunidades Autónomas, de forma que la dotación financiera del Estado y el gasto que efectúan las comunidades han disminuido desde 2009.

La cuestión que resulta más dañina son las profundas desigualdades de autonomía financiera y la corresponsabilidad fiscal que genera, ya que ceder idénticos porcentajes de impuestos a todas las Comunidades Autónomas implica un distinto grado de autonomía financiera debido a la mayor capacidad de recaudación de las que cuentan con un mayor nivel de renta. Sin duda, el elemento clave que garantiza la equidad y la suficiencia en el modelo es un reparto en relación al número de habitantes con correctores sociodemográficos; no es lo mismo garantizar servicios públicos en Andalucía con 87.000 kilómetros cuadrados y 8,5 millones de habitantes que en Madrid con 8.000 kilómetros y 6,5 millones de habitantes.

Por esta razón, en CCOO desterramos por interesado e injusto el incorporar las balanzas fiscales en el sistema de financiación; su introducción generaría situaciones que podrían llegar al absurdo, ya que las comunidades con mayor PIB serán las más beneficiadas.

Por otra parte, es necesario aumentar el volumen de ingresos propios de la Comunidad; reordenar y eliminar al máximo los fondos discrecionales; incorporar al modelo las aportaciones estatales para la financiación de la Ley de Dependencia; reordenar y eliminar en lo posible los procesos de negociaciones
bilaterales que se producen en las revisiones de competencias no homogéneas; y garantizar el cumplimiento estricto del principio de adicionalidad de los fondos europeos, así como de los compromisos de inversión pública derivados del Estatuto de Autonomía, entre otros.

Tenemos retos importantes en Andalucía para corregir las desigualdades y reponer la igualdad de oportunidades, y ello no se materializará sin un modelo que garantice la prestación de servicios esenciales en condiciones de suficiencia, equidad, equilibrio y transparencia. De eso depende el bienestar de la población, y el Gobierno andaluz debe tener valentía para reivindicar que nuestra Comunidad no pierda en ese nuevo modelo, y junto a los partidos del arco parlamentario fijar una posición única frente al Gobierno estatal, exigiendo un sistema de evaluación continúa.

Artículo publicado en la revista ‘Andalucía’ de El Economista

7 comentarios
  1. Totalmente de acuerdo, UPYD propone acabar con los privilegios fiscales de Navarra y País Vasco, y hacer un nuevo sistema fiscal mas justo y racional, que tenga en cuenta en primer lugar la igualdad entre ciudadan@s español@s.

  2. Asignatura pendiente que año tras año seguimos, sin aprobar

  3. Buenas,un saludo totalmente de acuerdo con este articulo existen bastantes desigualdades entre comunidades,se debería equilibrar la balanza,en muchos aspectos que ya conocemos.

    Feliz y prospero año nuevo.

  4. asignatura pendiente como dices bien compañero, pero para que al final eso pueda moverse lo principal es tener politicos que luchen por nuestra tierra sin despreciar a nadie pero dando a recocer el gran peso que tenemos para toda España. Y para eso somos nosotros los primeros que tendremos que cambiar porque esos que se llevan mas son representados por partidos de su tierra lo que a Andalucia le falta.

  5. Tenemos que apoyar al igual que los partidos de izquierda en el Parlamento un estado federal que permita todo lo aquí planteado y más.

  6. Lo que hay que hacer es atraer inversiones a Andalucía, facilitar la creación de empleo y puestos de trabajo, en suma, crear riqueza. Y con esto ya recaudaremos tanto como las CCCAA con mayor nivel de renta, porque esteremos a su nivel.

    Ahora, si partimos de la creencia de que somos pobres y lo seguiremos siendo y que para remediar esta situación lo que hay que hacer es quitar riqueza al que tiene más como si la economía fuese un juego de suma cero… pues la situación que tenemos es la normal.

  7. Absolutamente de acuerdo con Pablo. El talón de Aquiles de Andalucía no es tanto la desigualdad en la solidaridad financiera; sino más bien en la falta de un tejido industrial sólido que genere productividad y empleo estable y de calidad. Nunca lo tuvimos (ni en el régimen antiguo, ni en la dictadura, ni en la transición) perdiendo una de nuestras mejores oportunidades de ponernos al día con Europa. Y lo que es peor, siempre ha habido un espíritu de conformismo con este tema que se ha instalado en nosotros como un mantra.”Esto es endémico en nuestra economía y no tiene solución.” “Que nos financie la España rica y privilegiada del norte.” Personalmente pienso que con el esfuerzo y las inversiones adecuadas se podría solucionar en un plazo medio. Lo que no estoy seguro es que interese a todos.
    Saludos cordiales.-

Deja un comentario