Equilibrar la balanza

2017 empezó con el mismo soniquete que acabó 2016, el de que la recuperación económica es ya una realidad, sin embargo, algo que, como es lógico es deseable que suceda, no tiene una traslación democrática a la sociedad, de manera que los efectos de esa recuperación son nulos para la mayor parte de los trabajadores y las trabajadoras.

Mucho tiene que ver en ese “mal de muchos y bien de pocos” cómo se ha gestionado la crisis en nuestro país y el uso interesado que de ella se ha hecho en no pocas ocasiones por parte de gobiernos, partidos políticos y patronal. Una gestión que ha colocado a España y,  por ende a Andalucía con peores datos que la media estatal incluso, en el segundo país de la Unión Europea donde más ha crecido la desigualdad entre ricos y pobres, con una tasa de paro por encima del 20% y una contratación escasa y temporal marcada por la precariedad.

Por eso, que el discurso con tintes victoriosos de que la recuperación es una realidad, tiene para CCOO más de galería que de verdad y mucho de macro pero poco de micro, que es la economía que, en definitiva afecta a la mayoría de las personas y de la que depende la reactivación de la demanda interna al aumentar el poder de compra.

Y tiene más de galería que de verdad porque gobierno y empresarios siguen ajenos al papel esencial que tiene para alcanzar ese objetivo la recuperación salarial de las personas trabajadoras.

El primero, con el PP al frente pero sin olvidar que ha contado con el apoyo del PSOE, ha calificado de histórica la subida del SMI en un 8% para 2017, pasando de 655,20 euros a 707,70 euros; una cifra muy alejada de la propuesta sindical de 800 euros para este año con una progresión hasta los 1.000 euros al final de la legislatura. El gobierno tiene la potestad para subir el SMI y determinar en qué cuantía lo hace, pero siempre previa consulta con los agentes sociales, tal y como se recoge en el artículo 27 del Estatuto de los Trabajadores, algo que ha obviado en esta ocasión. Además, el hecho de que se hayan incluido dos cláusulas en el Real Decreto Ley que regula el nuevo salario mínimo, abre la puerta, como ya está ocurriendo de hecho, a que algunos empresarios no actualicen sus convenios colectivos al nuevo SMI y lo mantengan en los 655,20 euros.

Para CCOO, esta subida del SMI impuesta por el gobierno sin más consenso que el PSOE, fue motivo de movilizaciones en el mes de diciembre en toda España, tanto por no dar respuesta a las verdaderas necesidades de la gente como por la forma desleal en la que se llevó a cabo.

En lo que respecta a la negociación colectiva, nos encontramos con un escenario en el que mientras las rentas del trabajo han perdido, las del capital han ganado, de manera que la compensación entre el crecimiento económico y el beneficio de ese crecimiento para las personas es insignificante. La actitud de nuestra contraparte natural tampoco está siendo la más deseable, ya que no es posible el crecimiento económico si las personas no tienen dinero para consumir y eso requiere de un reparto distinto del beneficio empresarial para que la balanza esté equilibrada y el peso de la crisis no recaiga siempre del mismo lado.

Siempre ha sido y sigue siendo voluntad de CCOO negociar desde el convencimiento de que el acuerdo es más beneficioso para todas las partes implicadas que la movilización, pero para avanzar hacia esa meta es esencial un papel más activo de las organizaciones empresariales en el desbloqueo de la negociación colectiva, tras un 2016 caracterizado por la parálisis y la ralentización de los convenios, de manera que en la actualidad seguimos con 400 pendientes de negociación o renovación, que se traduce en más de 300.000 trabajadores y trabajadoras que esperan la negociación de su convenio.

Además la subida salarial del 1,5% propuesta por la CEOE condena la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras y simplemente da cumplimiento a lo recogido en el Tercer Acuerdo de Negociación Colectiva, quedando lejos del mínimo de la horquilla sindical propuesta que es del 1,8% y 3%.

Si la recuperación es una realidad como vocean los partidos políticos y las rentas del capital han aumentado, no es comprensible que en las mesas de negociación no quieran firmarse convenios con mejoras salariales bajo el argumento de que todo está muy mal.

A estas alturas no se trata de echar un pulso para ver quién se ha llevado la parte de la crisis, sino de, como decía antes, equilibrar la balanza para que, coincidiendo con esa recuperación de la que todo el mundo habla pero disfrutan solo unos pocos, la recuperación de la economía sea democrática. Eso no es posible sin mejoras salariales y un empleo de calidad.

Artículo publicado en Agenda de la Empresa

9 comentarios
  1. Queda claro q al pobre lo ha hecho mas y al rico mas rico a costa de derechos logrados durante años, esta clase política se ha subido al carro del recorte y asfixiante dia a dia del trabajador ,en parte a las reformas laborales empezada por el psoe y seguida pp, la unica herramienta q tiene el obrero es la lucha pero eso es lo q se pide, pq la recuperacion q alardean ellos no se para quien es,pq como vemos la luz sube ,el gas sube , los principales utiles de vida no dejan de subir y como bien dice en el articulo los sueldos no y el smi no lo q solicitaron los agentes sindicales.
    Se ha creado mas desigualdad y entre hombres y mujeres ni q decir tiene .

  2. Pues lo que hay q hacer es da más caña y muchas huelgas.

  3. EL trabajador siempre paga los platos rotos.cada año perdemos poder adquisitivo por que la vida real del día a día y los productos servicios e impuestos suben 10 veces más que los salarios .

  4. Por supuesto q no son suficientes.

  5. No creemos que ante esta situación de precariedad laboral…(con lo que conlleva esto para los trabajador@s)y ante tanta desigualdad. injusticia social.poca oportunidades de empleo para jóvenes y mayores de 45 años etc..Es hora y esplicandole a tod@s los trabajador@s y a la sociedad. El momento de una gran movilización. A nivel estatal???

  6. Me parece que tendriamos que luchar por que los sueldos subieran,los españoles tenemos unos sueldos minimos para el nivel de vida que hay y eso el que tiene un trabajo pero hay casas de familias que no tienen ni imgresos. uno trabajando y cuando llega el dia de cobro y empiezas a pagar casi no te queda para el resto del mes me parece ilógico espero que algun dia suban los sueldos y que luchando se consiga.

  7. Lo importante es que el salario base de las personas que cotizamos esten de acuerdos con el salario mensual,y tengan subidas positivas y sean una realidad ya que después en tu jubilación te cuenta,tu salario base.y después para una persona que cotizamos muy bajo imagínate la jubilación….y…

  8. Creo que nuestro Sindicato debería cesar en sus medias tintas:
    * No es de recibo repetir como un “mantra” el término “crisis” por parte de un Sindicato de izquierdas. El lenguaje configura el pensamiento. Sabemos que no es tal sino una estafa generalizada en la que se consienten desmanes de todo tipo, se sigue apostando por la evasión de capitales no controlados y se hace “pública” una deuda que es privada y que corresponde a la mala gestión de las entidades financieras con el consentimento del gobierno español y del capital usura internacional.

    * No estoy de acuerdo en que siempre sea mejor “la negociación”. Con frecuencia se trata de “pequeñas y miserables victorias pírricas” Hay que poner con más frecuencia las cosas “patas arriba”. Eduardo Galeano tenía y tiene razón.

    * Y si, de vez en cuando hay que echar algún pulso. Siempre no se puede ser paniaguado. El pulso es el latido y sin él no hay vida¡¡

  9. No creeis que se debe comentar, la opinaníón del entramado empresarial, para hacer honor a la realidad de todos los costes que tienen que soportar las empresas(en España la mayoría pequeñas)?

Deja un comentario