El 25N no es un día

“A esa mujer le pega su pareja”. Y ya está, y nos quedamos tan tranquilos. “Pobrecita, es que tampoco tiene a dónde ir”, y ya está, y volvemos a nuestra rutina. “Qué pena, estas cosas no deberían de pasar”, y damos por concluida la conversación con la conciencia tranquila por haber dejado constancia social de nuestra empatía con una mujer que ya no podrá defenderse, cambiar de residencia o tener una vida mejor porque, sencillamente, está muerta.

Cartel 25N 2016 DEFINITIVO.psd

Y es verdad que ha habido avances importantes en la sensibilización de la sociedad en el tema de la violencia de género, pero esta sigue siendo un gran problema en una sociedad enferma. Y digo enferma porque es el calificativo que merece una sociedad en la que el 50 por ciento de quienes la conforman, esto es, las mujeres, siguen sufriendo en un alto porcentaje discriminación de una manera o de otra.

La forma más cruel de esa discriminación es el asesinato, el que le ha costado la vida a 39 mujeres en España en lo que va de año, pero hay otra cara, la de la discriminación laboral que, sin duda, de erradicarse, ayudaría en buena medida a avanzar en la erradicación de esa lacra social que es la violencia machista.

Elizabeth García

Propuestas de CCOO contra la violencia de género

Pero para eso, no basta con ser los más feministas ni los más reivindicativos el 25N, hay que trabajar día a día en los centros de trabajo, concienciando, invirtiendo en educación en igualdad, en campañas de sensibilización social y, sobre todo, en un empleo de calidad que, en el caso de las mujeres víctimas de violencia de género, es de vergüenza. Porque si los gobiernos no hacen eso, el 25 de noviembre acabará siendo un día de propaganda gubernamental que es lo que están propiciando, el año pasado anunciando un Pacto de Estado del que nadie concretó su contenido y sigue sin ponerse en marcha, y este 2016, con una modificación de la Ley andaluza que aunque valoramos que haya incluido conceptos como el de ciberviolencia, contemple el acercamiento de los centros de información a la mujer o reconozca como víctima directa a los hijos expuestos a la violencia que sufren sus madres y a los que sean agredidos, entendemos que se pierde una gran oportunidad, si no se recoge la perspectiva laboral, imprescindible para garantizar la estabilidad y la independencia económica de la mujer, cuando estos son elementos clave para salir de la situación de violencia.

Por eso, y aunque valoramos el avance, entendemos que aún queda mucho por hacer, y basta mirar los datos del último informe elaborado por CCOO sobre la situación laboral de las mujeres víctimas de violencia de género, para darnos cuenta de que es así. La mayor parte de ellas se encuentra, o se encontraban, en situaciones de gran precariedad, pese a que existen figuras como el contrato bonificado y el contrato de sustitución. Sin embargo, de ambos se hace muy poco uso debido, entre otras cuestiones, a la falta de información por parte de las administraciones y, cuando se utiliza, nos encontramos que se emplea sobre todo para puestos muy poco cualificados, y para contratos de tiempo parcial y temporales.

Francisco Carbonero

Carbonero afirma que si no hay más inversión en políticas de igualdad será difícil erradicar la violencia de género

Esa mala praxis de las herramientas que ya existen, unida a la falta de voluntad política para destinar mayores partidas presupuestarias a una política integral en igualdad, y la poca conciencia empresarial, patente en las serias dificultades para incluir cláusulas relacionadas con la violencia de género en los convenios colectivos, o en que los planes de igualdad no llegan ni al 40 por ciento en las empresas de más de 250 trabajadores y trabajadoras cuando es obligado por Ley, propician una realidad que todos condenan en el entorno del 25N o cuando se produce un nuevo asesinato, pero solo unos pocos combaten en el trabajo diario.

Por eso, desde CCOO, no solo llamamos a secundar las manifestaciones y actos convocados en toda Andalucía con motivo del 25N por la erradicación de las violencias machistas, sino a trabajar cada día desde todas las esferas; esto es gobiernos, empresas, trabajadores, trabaajdoras, asociaciones, medios de comunicación y sociedad en general, para que la violencia de género se aborde desde una perspectiva global, a fin de conseguir erradicarla en cualquiera de sus formas. Es una cuestión de todas y todos. Es una #CuestióndeEstado.

7 comentarios
  1. Buenos días, estoy totalmente convencida de que la independencia a nivel laboral de la mujer es un factor muy importante, decisivo diría yo, en el tema de la violencia de género. Por tanto tendría que haber una inversión mayor por parte del gobierno en la creación de empleo para las mujeres víctimas de este tipo de violencia.
    Saludos

  2. Buenos días,
    Creo que la independencia económica es fundamental para salir de esa situación. También creo que para llegar a una igualdad real, todos/as tenemos que poner de nuestra parte, para prevenir y corregir estas conductas y delitos machistas. Por una parte, las administraciones públicas y gobiernos legislando y haciendo cumplir la ley y mejorando la situación laboral de las mujeres, pero también el resto de elementos de la sociedad, educando a las nuevas generaciones y reeducando a los mayores, para que se erradique este enorme problema de esta sociedad.
    Un saludo.

  3. Hay que dotar de presupuesto las políticas de igualdad real y potenciar la educación contra la violencia de genero. Sin las nuevas generaciones nunca acabaremos con esta lacra.

    Un saludo

  4. Ay que estar todos, as a una por mejorar esta realidad de la fuerza sobre la inteligencia, no es lo logico si no sin mal trató ni vejación.sobre la mujer

  5. Paco, yo cada vez que leo en la prensa que un juez ha condenado a un maltratador a la pena de “alejamiento” de la mujer víctima, me digo : ¡ otra que va a morir ! porque, esa medida, sencillamente no sirve.

  6. Estoy completamente de acuerdo con el comentario de José Nogales. Efectivamente la única solución real que existe para erradicar esta lacra, es la potenciación e inversión Real en los planes de igualdad. La nuevas generaciones, quizás estén deteriorando ciertos valores de igualdad, la tolerancia y el propio sentido común deben ser factores crecientes en la Educación.

    Se están perdiendo valores básicos a pasos agigantados, de tal forma que incluso el respeto a la unidad familiar se ha desvirtuado, quizás por causa directa de la precariedad laboral.

    Las drogas, el alcohol, las diferentes ludopatías y sobre todo la falta de comunicación en ésa unidad familiar constituyen desde mi punto de vista un grupo de elementos realmente peligrosos para el RESPETO a la vida, sea del género que sea.

    No creo de ninguna de las formas, que parte de la solución al problema de Violencia de Género y Machista, se pueda encontrar en la ESTABILIDAD DE EMPLEO. Cierto es, que cuanta mayor independencia económica tenga la Víctima, correrá menor riesgo; pero nunca ERRADICARÁ la Violencia en nuestra sociedad.

    La actuación de los Agentes Sociales en esta trágica y lamentable lacra social, debe PASAR por IMPULSAR esos planes de IGUALDAD a los que tanto se hace alusión con una doble finalidad. Los Agentes Sociales, deben desde la UNIDAD y sin separatismos en ésta materia hacerse fuertes para INUNDAR LAS AULAS DE TODAS LAS ESCUELAS Y CENTROS EDUCATIVOS de FORMACIÓN HUMANÍSTICA desde la IGUALDAD.

    No cabe de otra, o FORMAMOS A LAS NUEVAS GENERACIONES desde la IGUALDAD, o la VIOLENCIA continuará creciendo en nuestra SOCIEDAD.

  7. Se puede matar a una persona desde la cruel humillación , desprecio e incomunicación ,sin tocarle un pelo y en situaciones adversas. Nadie importa a nadie.Una pobre sociedad, sin valores que merezcan la pena,es lo que estamos reproduciendo sin parar desde TODOS los estamentos .Los que nos siguen espero no lleven a cabo el children see,children do. FORMACIÓN HUMANISTICA.

Deja un comentario